martes, 4 de julio de 2017



HABLANDO A FERDINO


Vos, al son llorando de tierna lira,
caro Ferdino, en vuestra vasta  pena,
la del Atlante rada tenéis llena,
y de vos la Torre nuestra se admira.

Yo, solo contra lo que Amor conspira,
vago en seca y yerma y ardiente arena,
los ojos rompo en fría e ingrata vena,
con el que mi pecho dolor suspira.

Dichoso vos,  que apagado el fuego,
de amor lloráis la pasajera historia,
y en la dulce niebla os bañáis del olvido.

Mas, mísero yo, herido y loco y ciego,
en la hoguera ardiendo de mi memoria,
incesante sigo y no arrepentido.


Luis Varela


20 comentarios:

  1. Grande i inmerecida honra es aquesta que me otorgas, oh Anacreonte del imperio brigantino, de cantar a mi daño y a mi llanto. Y a tan excelsos acentos, ¿no he yo de encarecellos? Y a la lira del rapsoda, ¿No habré yo de envidialla? ¡¡¡Tiembla pues, oh Apolo, pues ya tu sacra llama brilla en otro monte, y ni Marsias redivivo sería tan temible rival de tu estro y tu corona!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, mio caro fratello, enfrene vuesa merced el carro de los elogios. A fe mía que si no le detenéis, hincharéis de modo tal la soberbia mía y el ego mío, que tras ascender a las alturas no merecidas por mi acerba pluma, acabar he como Faetón…escabechado del fuego y roto de la caída.
      Quede vuesa merced, predilecto hijo de Apolo y maestro de Marcial, de salud tan sano y de alegrías tan lleno que ni una sola más en vos caber pueda, no le falte ni una cosa de las que tiene y logre aquellas que desea, como es mi deseo.

      Eliminar
  2. Manejas con una maestría los versos que me quedo anonadada, mi Querido Amigo y Admirado Poeta, y a veces, me quedo muda de palabras, esa es la verdad.

    Le escribes al llanto, parece ser un homenaje a Fernando, qué bonito, mi Querido Luis, aunque sean tristes y nostálgicos los versos, son brillantes, y te felicito por ellos.

    Besazos enormes con cariño y feliz tarde.

    Lágrimas grabadas
    entre llantos y nostalgias,
    sombras y desdichas,
    apagando las luces,
    de cada latido,
    amor que fallece
    entre tinieblas
    no hay luz
    solo queda memoria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, mi Querida Amiga María y Admirada Poetisa. He tenido y tengo los mejores Maestros posibles, pero mi maestría no es tal, sigo siendo un mal alumno de tales Maestros.
      El soneto es una charla con Ferdino, il mio caro fratello, amigo de toda la vida. En lo bueno y en lo malo, siempre.

      Llantos de mal de amor,
      suspiros de desdenes,
      gemidos ante el hielo,
      deseos mutilados,
      memoria doliente
      del perpetuo dolor,
      y alegría dulce
      en los brazos del olvido…

      Besazos gigantes con todo mi cariño y mi deseo de una hermosísima tarde para ti, mi Querida María ;-)

      Eliminar
  3. A veces los sentimientos no son generosos con uno mismo y provoca tal intensidad en el sentir... sentir que se agradece porque arranca a la pluma todo su grito.

    Un lujo leerte siempre, amigo mío.

    Mil besitos Gran Poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Ángel Ciego, que le encanta disparar y clavar saetas donde no debe el puñetero... Lleva así una eternidad.

      El lujo tu presencia, amiga mía.

      Besillos mil y tarde bella para ti, Poetisa Grande ;-)

      Eliminar
  4. Nada como conversar para descargar pesares, mal de amores no mata pero crees que mueres. Buenos versos Luis, un placer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego estoy contigo, Ester. El mal de amores es una daga muy cruel para el pecho.
      Mil gracias, Ester, mío el placer por tu visita ;-)

      Eliminar
  5. Tus letras son ese latido profundo que grita por dentro
    que se desgrana sintiendo

    Bellas siempre tus letras

    Besitos Luis y feliz dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Cora. Latido amargo esta vez, pero necesario para limpiar el pecho y el alma.

      Besillos y muy feliz tarde para ti ;-)

      Eliminar
  6. Un soneto muy elegante al puro estilo de Santillana o Garcilaso, ingenioso divertido pero con mucha profundidad y mensaje.

    Un saludo Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Agapsix. Honor que me haces, admiro muchísimo a Garcilaso y al Marqués. Desamor uno y mal amor el otro...
      Un abrazo, amigo mío ;-)

      Eliminar
  7. De las cenizas del amor renacemos Luis... Hermoso poema amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si señor. O renacemos...o renacemos. No hay otra. Mil gracias, me alegra leerte, Demian.

      Un abrazo, amigo mío ;-)

      Eliminar
  8. No desees la dicha ajena
    a veces no es tal dicha
    solo una coraza que sangra por dentro
    si ha de pasar pasa ... si no pues nada
    a "achantar" como decimos por aquí

    besos de Ría frescos en la madrugada, vecino :-)
    --

    sigo diciendo y me repito que tu lenguaje es excelso
    vamos que telita !! hablando en plata

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias. Clavado, María... En el soneto uno está mal (Ferdino) y otro está mal (yo)...El amor reparte para todos, y no siempre bien. Sí, "achantado" y a seguir que no hay otra.

      Besos fresquitos y nocturnales, vecina ;-)

      No es para tanto, pero gracias María. Colorado me pones... Poesía...eso es lo que importa ;-)

      Eliminar
  9. La elegante aura que cubre tus versos sana el dolor que pueda surgir del vivir.
    La calidad que siempre manejas en tus versos es enorme amigo Luis, no me canso de admirar tu arte y tu gran persona que eres amigo, abrazos con afecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, estimado Jorge. Elegancia la que viste siempre a tus comentarios y generosidad la que desbordan tus palabras hacia mí, amigo mío.
      Un abrazo con mi afecto y mis mejores deseos para ti, siempre. ;-)

      Eliminar
  10. "incesante sigo y no arrepentido"

    me encantan esos sus versos, sonetos que inigualables flechan.
    saludos amigo

    ResponderEliminar
  11. Tengo por cierto que si Lope o Quevedo le tuvieran delante tras leer este magnífico soneto le darían, amigo mío, un abrazo de cuidado. Excelente soneto: versos bellísimos, apasionado sentimiento, honda pena, imágenes evocadoras... "en la hoguera ardiendo de mi memoria"... Hay toda una literatura en este verso, caro don Luis. ¡Ah, el amor y sus dulces zarpazos! Hay heridas, aunque maten, de las que no desearía uno sanar nunca.

    ResponderEliminar

Comenten, comenten, no se priven.